header-photo

Valle de los Aritfices

Valle de los Aritfices


Con el nombre de Deir el-Medina se indica generalmente el valle en que surgen el pueblo y la necrópolis de los constructo­res y decoradores de las tumbas reales de Tebas. Trátase de los labradores de piedra, albañiles, pintores, escultores que todos los días acudían a la necrópolis por un camino que atravesaba los cerros de Deir el-Bahari, en tanto que sus mujeres quedá­banse en el pueblo cultivando el trigo y la cebada.

Las cuadrillas de obreros eran dirigidas por superintendentes (arquitectos o artistas de las varias ramas). Los pintores estaban divididos en dos grupos: los que trabajaban a las paredes derechas de las tumbas y los que trabajaban a las paredes izquierdas.


Las habitaciones de estos obre­ros eran más bien sencillas. Estaban hechas de ladrillos cru­dos, con las paredes internas enjalbegadas. De dimensiones muy modestas, constaban de una pequeña entrada, un cuarto y una cocina. A veces, pero muy raramente, había también un sótano y una terraza.