header-photo

Ciudad de Menfis

Ciudad de Menfis


La antiquísima capital, que los egipcios llamaban Men-nefert y los griegos Menfis, se extendía a lo largo de 15 km en la margen izquierda del Nilo, entre Gizeh y Sakkarah.


En punto estratégico, el enclave tenía en sus orígenes la ciudadela del "muro blanco " -empezada tal vez por el gran arquitecto Imhotep, y rica en innumerables templos y santuarios dedicados a todos los dioses del mundo antiguo-. De esa bella ciudad donde fenicios, judíos, armenios, griegos, libios y sudaneses tenían sus propios barrios, hoy no quedan más que pocas huellas.

Ciudad de Menfis en Egipto


La decadencia empieza con la fundación de Alejandría. En el siglo IV d.C, Menfis ya es un mar de ruinas. Los escasos templos aún en pie - porque se los usa como iglesias cristianas - son demolidos con el nacimiento de El Cairo: y el área se convierte en una inmensa cantera que suministra materiales de construcción para la nueva ciudad.


Hoy de la orgulloso capital quedan sólo pocos restos sacados a la luz por las excavaciones del siglo XIX. Los más importantes son los del famoso templo de Ptah, donde se coronaba a los faraones, y los de una capilla de Seti I, todos a poca distancia de la actual aldea de Sakkarah.